Historia

Un sueño Bancario

A comienzos de 1909, en el seno de un grupo de jóvenes entusiastas empleados del Banco de la Nación que se reunían habitualmente en un desaparecido café de Reconquista y Bartolomé Mitre, estaba latente la necesidad de afianzar el vínculo de la camaradería y el sano esparcimiento entre los empleados del banco. Fue así como entre charlas y café, surgió la idea de crear un Club y al pequeño grupo se sumaron otros empleados y así llegaron a ser 45 personas. Pero para concretar su sueño necesitaban ayuda y en busca de esa ayuda acudieron al presidente del Banco, Don Ramón Santamarina. Este hombre, de mente clara y espíritu amplio, no sólo les brindó su ayuda, sino que comprometió la colaboración de todo el directorio, disponiéndose la asignación de una partida de quince mil pesos, suma verdaderamente importante para la época.

Continuaron las conversaciones, las ideas, los sueños y los proyectos y finalmente, el 12 de Octubre de 1909, se fundó el Club Atlético Banco de la Nación Argentina, con un total de 100 socios.

Las primeras SEDES

Con el dinero aportado por el banco, alquilaron un predio de una manzana frente a la estación Colegiales, en el cual se construyó una cancha de fútbol con pequeñas tribunas. Posteriormente, en 1915, el Club abandonó esos terrenos, trasladándose a otro un poco más grande en el barrio de Villa Luro.

En 1922 tuvo lugar un nuevo traslado, esta vez a un terreno de dos manzanas ubicado en Curapaligüe y Avda. del Trabajo (Flores) y ya comenzaba a notarse el progreso porque este nuevo predio contaba con una cancha de fútbol, una de básquetbol, varias canchas de bochas, casillas de madera para vestuarios, secretaría, sede social y un ring, ya que por entonces, el deporte de los puños cosechaba gran cantidad de adeptos que lo practicaban diariamente.

Llegado el mes de Septiembre de 1928 y luego de muchos sacrificios, se procede a la firma de la escritura de parte del solar que actualmente ocupa la sede de Zufriategui 1251 de la Ciudad de Vicente López, adquiriéndose en esa oportunidad 28.000 m2.

Luego de la firma de la escritura, se dio impulso acelerado a los trabajos tendientes a adecuar el citado solar, que hasta entonces era una “quinta de verduras”.

Las calles circundantes eran de tierra y los días de lluvia, los socios tenían que utilizar un carro para trasladarse desde la Av. Maipú hasta el Club, unos 300 metros aproximadamente.

Finalmente, el 22 de Marzo de 1931 se produjo la inauguración oficial de la Sede Social y Campo de Deportes. En el mes de Octubre de 1941, coincidentemente con el 31º aniversario de su fundación, el Club adquirió el terreno lindero, de aproximadamente 12.000 m2 que pertenecía al Banco Tronquista (antigua estancia Tronquista), con los cuales el predio extendió su superficie a un total de 40.000 m2.

Han pasado muchos años desde esos comienzos y actualmente, tras la venta del predio de Benavidez donde los máximos ídolos de Banco desplegaron su vistoso juego en las decdas del 70′ y 80′, el rugby desarrolla todas sus actividades en el predio de Los Olivares, ubicado en Grand Bourg. Allí, gracias al esfuerzo de todos los jugadores y ex-jugadores, dirigentes, padres y simpatizantes, Los Olivares crece a ritmo incansable desde el año 2010 para llevar nuestro deporte nuevamente a lo más alto.